Los millennials japoneses

Los millennials son los nuevos consumidores: jóvenes de 18 a 35 años que con la llegada del nuevo milenio han empezado a gastar. Son jóvenes hiperinformados, multidispositivos y que quieren experimentar todo en primera persona. Desde sus móviles y tabletas reservan entradas, hacen la compra, ligan y participan en chats para formar su opinión. Es difícil pretender aconsejarlos -saben más que nadie y siempre tienen razón. Las marcas mundiales se devanan los sesos buscando la forma de acercarse a este sector de la población con poder adquisitivo creciente que pasa soberanamente de las fórmulas tradicionales del mercado. Y si encima estos jóvenes pertenecen a una cultura tan lejana y diferente a la nuestra como la japonesa, pretender captarlos se presenta misión más que complicada para las empresas españolas.

Complicado pero no imposible.

En Septiembre 2014 mi amiga Mina organizó un evento para promocionar el turismo lento de Caracol Tours en Tokio. Entre los asistentes había una chica con cara de niña -suele pasar con las japonesas- y aspecto tímido que se presentó como “Sayuri Ishii, blogger, escritora y fotógrafa” tras lo cual me regaló el libro que acababa de publicar: una guía de Ibiza para jóvenes japoneses. Con menos de 30 años y 35 países en su maleta, Sayuri es millennial y conoce las necesidades y gustos de la juventud nipona a quien dirige desde hace 4 años sus posts de viajes y gastronomía. Y no lo debe hacer mal a juzgar por las 35.000 visitas mensuales que recibe su web. Aquella noche lo tuve claro: agradecí a Sayuri el regalo y le dije convencida “La siguiente guía será la de Córdoba”.

Hay veces en que los deseos se cumplen sin ranas, pestañas ni estrellas fugaces.

El proyecto “Hola millennials” fue presentado el 18 de abril a empresas e instituciones cordobesas y Sayuri acaba de volver a Japón tras 2 semanas recorriendo Córdoba y provincia. Nada le ha faltado por disfrutar de la Córdoba Patrimonio de la Humanidad conocida en el mundo entero: la Mezquita y monumentos del Casco Histórico, Madinat Al-Zahra, los patios, el flamenco, el tapeo, los caballos… Pero además, ha visitado huertas de naranjos en flor en Palma del Río y disfrutado del zumo de naranjas ecológicas recién exprimidas. Ha temblado de emoción al sujetar en sus brazos a un cordero de nuestra raza merina autóctona y al contemplar el brillo de las primeras hojas de cepas de pedro ximénez en Montilla. Ha enmudecido desayunando en un mar de olivos en la Subbética y recorriendo la dehesa de Los Pedroches, donde se perdió entre vacas retintas y amapolas. Sorprendida de la pureza del agua de Cabra que riega huertas ecológicas, disfrutó recogiendo las habas para el almuerzo y también columpiándose como una niña en los campos montillanos. Se declara fan de nuestra cosmética natural ecológica a base de aceite de oliva, de nuestra repostería casera tan espectacular a la vista como saludable y del olor a azahar de nuestras calles en abril.

Sayuri ha encontrado en Córdoba algo que muchos jóvenes japoneses demandan tras el horror de Fukushima: un destino de aire puro, de flores, árboles y cultivos ecológicos, donde el respeto por la naturaleza es un valor destacado. Hay otras Córdobas pero ésta es la que Sayuri ha conocido, amado y elegido como destino para los jóvenes japoneses. Y es real. En septiembre la primera guía de Córdoba en japonés estará en las librerías de Japón. ¡Bienvenidos millennials!

Anuncios